Reinventarse hasta el éxito: Mailchimp

Para el que no lo sepa, y muchos no tenéis por qué saberlo si no os dedicáis al marketing digital, Mailchimp es una de las principales y más importantes plataformas de envío de emails. Y nos explicamos: NO es un programa para enviar y responder emails, sino una plataforma para enviarlos de forma masiva, que es lo que se conoce como email marketing. Cuando enviamos emails publicitarios a una base de datos de usuarios, Mailchimp nos permite ver quién abrió el email, quien clicó en él, países y ciudades que más veces lo abrieron, etc. Todo un sinfín de datos estadísticos que hacen que se convierta en la herramienta por excelencia de envío de mailings.

Y pensar que nació casi accidentalmente… Y es que escuchar es muy importante: fueron los propios usuarios los que le dieron la idea a sus creadores.

Mailchimp como tal ya cuenta con casi 15 años de vida y 8 millones de PYMES. Y esas cifras tampoco son tan espectaculares (estamos bromeando), si las comparamos con sus envíos mensuales: 15 billones de emails enviados cada mes (15 mil millones, se dice pronto).

¿Y cómo empezó?

La mascota de Mailchimp, la que es también la imagne de su logo.
La mascota de Mailchimp, la que es también la imagen de su logo.

Todo empezó con un sitio web de envío de saludos y felicitaciones, que nunca dió buenos resultados. Fue entonces cuando dieron un salto hacia otro sector, y fue el de diseño web. Reuniéndose con sus clientes, se percataron de que todos ellos tenían una necesidad no cubierta, y era el poder enviar emails con la posibilidad de medir los resultados y obtener gráficos con esos datos.

Tal y como cuenta uno de sus creadores, Ben Chestnut, en una entrevista que concedió a Mashable, la empresa en sus inicios no paraba de dar pérdidas, y fue a base de prueba-error cuando la cosa cambió de rumbo, y también tras muchos libros de empresa leídos. Y uno de los consejos que Chestnut da a futuros emprendedores es el siguiente: En vez de buscar la respuesta correcta, tendría que haber perdido más tiempo buscando la pregunta correcta.

Un caso muy interesante para ¡OBSERVA!, ya que hasta las empresas más exitosas tuvieron unos inicios complicados, o incluso varios inicios hasta que dieron con el bueno. Y observando y escuchando a sus clientes, fue como se les encendió la bombilla a estos emprendores. ¡Todos a escuhar! :)

Ben Chesnut y Dan Kurzius, creadores de Mailchimp
Ben Chesnut y Dan Kurzius, creadores de Mailchimp
Tú también puedes inspirar a tus amigos: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone